Estres al conducir, trafico, bcn, bcnvial, autoescuela, carnet

Como evitar el estrés y mantener la calma ante los atascos de trafico

Salir con tiempo, poner la radio, escuchar alguna canción con la que no se pueda evitar cantar o sumar las matrículas de los coches son algunas de las claves para mantener la calma cuando hay tráfico en la carretera.

Todos los días, en las grandes ciudades, nos enfrentamos a atascos, semáforos en rojo, peatones, cortes de calles y múltiples circunstancias que nos dificultan la tarea de movernos en coche. Estas circunstancias pueden ponernos nerviosos por muchos motivos. Algunos son propios de la situación, ya que se necesita disponer de toda la atención para no tener un accidente, lo que eleva la tasa cardiaca y aumenta la fatiga mental, por lo que somos más vulnerables al estrés.

Pero, ¿Como podéis revertir el estrés que provoca el sonido del claxon o la desesperación produce el pensar que llegaréis tarde?

Si os empezáis a enfadar: analiza lo que os molesta y lo que está en vuestras manos para cambiarlo la próxima vez. Por ejemplo, si lo que os molesta es que podéis llegar tarde, sabes que el próximo día podéis salir con un poco más de tiempo.

Si notáis que comienzas a estar agresivos y lleno de odio: esto es un signo de alto nivel de estrés. Una de las actividades que podéis practicar para bajar dicho estrés es la distracción: poner la radio o escuchar alguna canción que no podáis evitar cantar o hacer palabras con las letras de las matrículas suele ayudar ya que desplazas el foco de la atención desde el atasco, a cualquier otra actividad. Este tipo de estrategias solo son recomendadas cuando estáis parados, pues si empezáis a moverte, puedes distraerte y tener un accidente.

Si vuestro nivel de estrés es tan alto que crees que os podéis dar un ataque de pánico: lo mejor es empezar a practicar la respiración diafragmática, que consiste en respirar profundamente, provocando un movimiento en el diafragma. Para conseguir esto, al coger aire por la nariz, te concentras en hinchar la tripa, realizando un movimiento de la parte del ombligo hacia fuera (como si quisieras romper el botón del pantalón); aguantas unos segundos el aire, y lo sueltas muy despacio por la boca.

Mantener la calma os ayudara a evitar accidentes que podrías lamentar.

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

Top