Hand Painted Wolf Design 1152 84

Olvídate del examinador “lobo feroz”

Todo el mundo se pone nervioso antes de su examen práctico de conducir. Esto es inevitable. Lo que es totalmente prescindible es que, esa inseguridad de la que hablamos, sea provocada por la figura del examinador de la DGT (Dirección General de Tráfico). Para que esto no te ocurra, vamos a lanzarte una serie de recomendaciones a tener en cuenta para que, durante tu recorrido no te sientas tan inseguro/a como Caperucita Roja caminando por el bosque.

hand-painted-wolf-design_1152-84

En primer lugar, has de pensar en la figura del examinador como un espectador de lo que vas a realizar (y que sabes hacer). Tómalo como una clase más en la que, además de tu profesor y tú, hay una persona más. Seguro que esto ya te ha ocurrido durante tus prácticas con algún compañero de autoescuela y esto no ha hecho que tus errores se multiplicasen, ¿verdad? Pues el día del examen, ¡tampoco! ¡Demuéstrale que controlas la situación y que la “L” debe ser tuya!

 

Procura focalizar tu atención en lo que estás llevando a cabo y no en la atmósfera que lo rodea. Como si únicamente tuvieras conectado en el asiento trasero un navegador que va indicándote hacia dónde ir. Además, seguro que el examinador está ya muy cansado de chicos y chicas que pasan el día de examen analizando sus movimientos y su lenguaje no verbal, seguro que agradece que le restes atención a su persona para centrarte en tu objetivo real que, por supuesto, no es analizar al examinador.

 

Por último y no menos importante, haz todo lo mejor que sepas. Si tienes dudas no dudes en preguntar porque, como hemos recalcado, el examinador no va a comerse a nadie. Además, no debemos olvidar que el examinador también pasó por ese momento y que no debemos fiarnos de la primera impresión que nos cause, ya que únicamente se trata de una persona haciendo su trabajo.

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

Top