El conductor y los demás usuarios

3.1 Obligaciones del conductor

El conductor no está solo en la vía y debe compartirla con todos aquellos usuarios que también tienen el derecho a usarla.

El conductor deberá adoptar las precauciones necesarias cuando se aproxime al resto de usuarios especialmente cuando éstos sean niños, ancianos o impedidos.

Debe también mantener su libertad de movimientos, el campo de visión necesario y una atención permanente a la conducción. Para ello debe mantener la posición adecuada en el vehículo de pasajeros y objetos transportados.

Estará totalmente prohibido el uso con el vehículo en movimiento de auriculares conectados a reproductores de sonido, dispositivos móviles o reproductores de vídeo o DVD.
Sí que estará permitido el uso del dispositivo GPS y de monitores a la vista del conductor necesarios para la conducción.

3.1.1 Necesidad de colaboración entre los usuarios

Los usuarios deberán colaborar entre ellos mediante las acciones de advertir, comprender, no molestar y no sorprender.

  • No molestar: No se deben incumplir las normas de circulación o faltar a la educación vial para así no molestar al resto de usuarios. No se debe conducir de modo negligente y está totalmente prohibido arrojar en la vía objetos que la puedan deteriorar o que puedan producir un incendio como una colilla de tabaco.
    • No sorprender: Se debe avisar con suficiente antelación de las maniobras que vamos a realizar para que el resto de vehículos puedan reaccionar a tiempo.
  • Advertir: Se deben utilizar señales ópticas (o en su defecto con el brazo), acústicas (claxon o bocina) o mixtas para advertir a los demás usuarios de la vía. Se debe advertir correctamente, con antelación suficiente y asegurándose de que los usuarios las perciben.
    Se prohíbe la utilización de mecanismos o sistemas que eludan la vigilancia de los agentes de tráfico como los detectores de radares.
  • Comprender: En la circulación es imprescindible comprender las advertencias y disculpar los errores del resto de usuarios de la vía.

Es obligación del conductor también prever los movimientos de los demás y poner en marcha así lo que se llama conducción defensiva.

3.2 La zona de incertidumbre

La zona de incertidumbre es el espacio que rodea a peatones, vehículos y animales al que se pueden desplazar de un modo imprevisto. Ésta zona puede resultar peligrosa al no conocer cual va a ser la reacción de los demás usuarios de la vía.
Los vehículos también tienen una zona de incertidumbre: en la parte delantera, ya que no pueden detener el vehículo automáticamente, y en la parte trasera para que así el conductor pueda frenar de forma segura. También tienen una zona de incertidumbre lateral y cabe destacar que los ciclistas también tienen su zona de incertidumbre.

3.3 Los peatones

Peatón es la persona que transita a pie por las vías o terrenos sujetos a la Ley de Tráfico. También son peatones los que conducen a pie un ciclo o ciclomotor, los impedidos que circulan en silla de ruedas o los que empujan un carrito de bebé.

Los peatones exigen del conductor una atención especial y se debe extremar las precauciones sobre todo cuando se observen niños, ancianos o trabajadores en la calzada. Los conductores deberán moderar la velocidad y adoptar precauciones con antelación cuando se acerque a ellos.

El conductor también deberá extremar la precaución cuando se aproxime a un vehículo del que desciendan viajeros, al parar o estacionar y durante la noche en lugares poco iluminados.

Como norma general los conductores tienen la prioridad de paso para sus vehículos sobre los peatones en la calzada y el arcén. Sin embargo los conductores deben ceder el paso a los peatones en los pasos para peatones señalizados, en las zonas peatonales y en las paradas señalizadas de autobús.

Los conductores tienen prohibido circular por las aceras y zonas peatonales y adelantar a otros vehículos en los pasos para peatones señalizados o en sus proximidades. Así pues tampoco pueden parar o estacionar en los pasos para peatones o sobre las aceras y demás zonas destinadas al paso de peatones.

Los vehículos que circulen por autopista o autovía deberán hacer caso omiso a las señales de autostop y dejar una separación lateral no inferior a 1,50 metros cuando adelanten a peatones en vías fuera de poblado.

3.4 Los vehículos que dificultan la fluidez y visibilidad

Hay vehículos que por su lentitud, masa o dimensiones exigen adoptar precauciones especiales por parte de sus conductores. Estas precauciones deben adoptarse debido a que ocupan más calzada, necesitan más tiempo y espacio para maniobrar e invaden parte de la calzada al tomar las curvas. También dificultan y alargan los adelantamientos y la fluidez de la circulación.

Los demás conductores de la vía deben prever y advertir con más antelación las intenciones de éstos vehículos pesados, evitar acercarse demasiado a ellos y facilitar sus maniobras. También deben disminuir la velocidad al cruzarse con ellos especialmente cuando se da fuerte viento lateral o la calzada está mojada y tener especial cuidado al adelantar.

3.5 Los vehículos de dos ruedas

Los vehículos de dos ruedas son menos estables que los de tres o cuatro ruedas, son más frágiles y menos visibles por el resto de usuarios. Sus conductores deben mantener el equilibrio y tener especial cuidado para poder ser visibles durante la noche.

Los conductores de bicicletas y ciclomotores circularán por su derecha: por el arcén cuando éste sea transitable y suficiente o si esto no fuera posible deberán circular por la parte imprescindible de la calzada siempre en línea recta y con especial cuidado al efectuar giros.

Para protegerse, los conductores de motocicletas y ciclomotores deberán utilizar cascos de protección homologados en todo tipo de vías. Quedarán exentos de llevar casco los conductores y pasajeros de vehículos de dos ruedas con estructura de autoprotección propia siempre que lleven abrochado el cinturón de seguridad.

También los conductores y pasajeros de bicicleta están obligados a utilizar casco en vías interurbanas salvo condiciones extremas de calor, por razones médicas o en rampas ascendentes.

Está prohibido circular por autopistas y autovías con bicicletas y ciclomotores excepto los conductores de bicicletas mayores de 14 años que podrán circular por los arcenes de las autovías. Los ciclistas podrán circular en grupo, en columna de dos a dos, o colocándose en hilera.

Cuando el resto de vehículos pretenda adelantar a un ciclo o ciclomotor deberá realizarlo ocupando parte o la totalidad del carril contrario de la calzada. Cuando los conductores de bicicletas circulen en grupo tendrán prioridad de paso respecto a los vehículos de motor.

3.6 Los animales

Pese a que no es frecuente podemos encontrar animales cuando circulemos por las vías públicas. Ante su presencia deberemos reducir la velocidad y estar dispuestos para reaccionar en caso de que se espanten.

Los vehículos tiene prioridad de paso respecto a los animales excepto en las cañadas debidamente señalizadas, cuando vayan a girar con su vehículo para entrar en otra vía y hayan animales y cuando el vehículo cruce un arcén por el que circulen animales.

En los adelantamientos que se realicen a animales en vías fuera de poblado se deberá ocupar parte o la totalidad del carril contiguo y en todo caso la separación lateral no será inferior a 1,50 metros.

Top