Espejo

¿Colocas bien los espejos del coche?

Regular bien los espejos de tu vehículo es algo con mucha importancia en el día a día de un buen conductor y una de las primeras cosas que tendrás que hacer en tu examen práctico, como bien te habrán dicho en la autoescuela durante tus prácticas de conducir.

Es esencial que con tus espejos abarques el mayor campo de visión posible, intentando evitar a toda costa los peligrosos “ángulos muertos”.

En primer lugar, cuando ya hayas adquirido la posición cómoda para conducir, comienza por el espejo interior. Este es el más fácil, ya que debe permitirte ver todo lo que haya a través de la luna trasera. Míralo a menudo mientras conduzcas porque te proporcionará una visión general muy valiosa.

Una vez hecho esto, ¡vamos con los retrovisores! Para librarte de los ángulos muertos lo mejor que puedes hacer (no son pocos los estudios que lo confirman) es abrir los retrovisores de tal forma que únicamente veas una parte muy mínima de tu propio vehículo desde tu posición de conductor. De esta forma, con los tres espejos en colaboración, conseguirás una visión general bastante fiable de tu entorno.

Retrovisor

Recuerda hacer esto en tu examen de la DGT (Dirección General de Tráfico) y tendrás un muy buen comienzo a ojos del examinador.

Nosotros te recomendamos que siempre que te subas a un coche que no conduzcas exclusivamente tú, te tomes unos minutos en hacer esto y evitar así sustos innecesarios.

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

Top